ejspin

Education in Latin America


Leave a comment

La Gran Oportunidad: Diseñar un Sistema Evaluativo Docente para México Entero

INEE Esquema Evaluacion Docente

La evaluación de docentes es noticia en México, no porque se trata de algo innovador sino porque hasta ahora no se había llevado a cabo excepto de manera aislada. Ahora el país se encuentra frente una oportunidad única de diseñar un sistema benéfico de evaluación de todos los maestros mexicanos que fomente el trabajo en equipo a nivel escolar y fortalezca el aprendizaje tanto para maestros como para alumnos. Fijándonos en esta meta, conviene preguntar, analizar, criticar y volver a plantear el sistema propuesto, así como tomar en cuenta las experiencias de otros países con sistemas de evaluación docente. Haríamos un pésimo papel si empezáramos por dilapidar la buena voluntad y la apertura actual con un sistema mal concebido que aumente la desconfianza entre docentes y autoridades educativas. Un paso en falso al principio puede estropear la oportunidad de construir sobre una base de confianza y respeto mutuo para poder llegar a la meta: México con educación de calidad.

Hace poco el INEE dio a conocer el esquema que desarrolló para organizar la evaluación educativa en nivel media y básica, con tres categorías de instrumentos o tareas evaluativas a emplear (ver esquema arriba). Parece bien pensada y completa. Sin embargo, vendrían bien al INEE unos “amigos críticos”: personas que verdaderamente desean que el INEE tenga éxito en este reto, con conocimientos de pedagogía y dispuestos a reflexionar y analizar con detenimiento para proveer retroalimentación de alta calidad mediante preguntas y reflexiones sobre cada paso en el proceso de diseño del sistema de evaluación. Es más, me propongo como amigo crítico del INEE, y ahí les van las preguntas y comentarios sobre el esquema propuesto:

Conocimientos y habilidades del docente:

Se entiende que no será complicado desarrollar exámenes de conocimientos sobre las materias específicas, como ciencias, matemáticas, historia universal, etc., pero lo que se ha implementado hasta ahora son los exámenes de conocimientos sobre didáctica general, los llamados “concursos de oposición” requeridos para que un docente califique como idóneo para ocupar una plaza como maestro.
Preguntas:
¿Cuál es la relación entre los contenidos y destrezas medidas por el concurso de oposición y los programas de estudio en las escuelas normales y facultades universitarias de pedagogía en México? ¿Los estudiantes de pedagogía están siendo preparados para salir airosos en el examen? El bajo porcentaje de aspirantes a plazas docentes que lograron el puntaje calificado como “idóneo” en la primera administración del examen de oposición hace suponer que no. El 55% de los candidatos que estudiaron en normales reprobaron. ¿Si los estudiantes de pedagogía en México no aprenden lo que necesitan saber para aprobar el concurso de oposición, como se debe reformar a los programas de estudio? ¿O bien, como se debe reformar el exámen? ¿Hay modificaciones apropiadas para los maestros indígenas, que tanto hacen falta?

¿Qué lineamientos se establecerán en cuanto a los portafolios del docente? ¿Cuáles artefactos se considerarán y como serán evaluados? ¿Se dará a conocer una rúbrica que ilumine las cualidades que se pretenden encontrar en los planes de clase, los trabajos estudiantiles, las evaluaciones de unidades curriculares, entre otros? ¿Cuál es la relación entre las destrezas medidas por el examen de oposición y los artefactos a incluir en los portafolios?

¿Todos los docentes participarán en la autoevaluación? ¿Cómo se relacionará la autoevaluación con la evaluación por supervisores y la asignación de experiencias de capacitación profesional? ¿Qué presupuesto se designará para la capacitación de docentes en áreas identificadas como prioritarias por el sistema de evaluación?

Impacto en los procesos de aprendizaje del alumno:
Existen dos mediciones de aprendizaje que han merecido mucha cobertura en los medios de comunicación:
• El examen PISA, administrada por la OCDE a alumnos seleccionados al azar en escuelas en toda la república. Esta prueba ha dejado en claro el rezago de la educación en México, demostrado por los promedios de alumnos mexicanos muy por debajo de los promedios del conjunto de los 65 países de la OCDE (por los promedios de sus estudiantes examinados, México se colocó en el lugar 52 de países participantes). Esto ha resaltado la necesidad de mejorar la calidad de la educación en México para demostrar competitividad en recursos humanos en una economía cada vez más globalizada, atrayendo así inversiones de capital al país, asegurando la productividad laboral y estimulando las exportaciones.
• El examen ENLACE, administrada a todos los alumnos de la república en determinados grados por la SEP y descontinuada hasta que el INEE no complete una revisión a fondo del mismo y establezca el examen que se administrará en su lugar. Se entiende que el ENLACE se basó en los programas de estudio actuales. En el sexenio pasado se incluyeron los resultados del ENLACE como factor para determinar un bono por mérito a los docentes. Si bien esto abrió la puerta para poder iniciar la evaluación de docentes, parece que aumentó la desconfianza de los maestros en las mismas propuestas de evaluación, dado las limitaciones del examen para el propósito. Algunas de éstas son:
– Como no se da el ENLACE a todos los alumnos todos los años, no se puede precisar el valor agregado de un docente determinado al no poder comparar resultados actuales con los resultados de los mismos alumnos el año anterior.
– Se entiende que los resultados de alumnos de clase media y alta que crecieron con ventajas culturales en promedio serán mayores que los puntajes de alumnos pobres, así que docentes que trabajan con alumnos aventajados tendrán mejores resultados. Muchas veces las escuelas con alumnos de mayor nivel económico también reciben mayor presupuesto por alumno, por lo que son doblemente aventajados.
– Muchos maestros no enseñan directamente las materias medidas por el ENLACE (lectura y matemáticas). Algunos maestros, como de ciencias e historia, enseñan la lectura y las matemáticas indirectamente como destrezas requeridas para un buen desempeño en la materia, pero no fueron capacitados para entender como pudieran impactar de manera más directa los resultados del ENLACE a través de su materia. También resulta necesario capacitar a nivel plantel acerca de como los esfuerzos de todos los maestros de una escuela en conjunto pudieran sumarse para elevar la calidad de la educación.
Preguntas:
¿Primero se revisarán los programas de estudios para tener una base sólida sobre la cual construir la nueva prueba? Felipe Martínez Rizo, ex-presidente del consejo del INEE y actualmente a cargo de la revisión del ENLACE, califica los programas de estudio actuales como “malos”, ya que se han ido añadiendo objetivos y contenidos sin eliminar a otros hasta que son imposibles de cubrir en profundidad en un solo año lectivo. ¿México seguirá el camino de los países que mejor desempeño demuestran en la prueba PISA seleccionando a unas cuantas metas para el aprendizaje (las más importantes) y estudiándolas en mayor profundidad para lograr así el entendimiento en vez de la memorización?

¿La nueva prueba que tomará el lugar del ENLACE se dará a todos los alumnos todos los años para poder precisar el valor educativo agregado cada año, cada grupo, cada estudiante? ¿Se usará la nueva prueba como “evidencia de aprendizaje” para evaluar a los maestros? ¿Será usado como para evaluar el esfuerzo colectivo de los maestros de su plantel, o para evaluar cada maestro individualmente? Esperamos que sea el primero, ya que un maestro de educación física o de música podrá entender cómo ayudar a elevar los resultados de los alumnos a través de su materia, mas nunca podrá ser responsabilizado directamente por resultados de exámenes de lectura y matemáticas.

¿Cuáles otras evidencias de aprendizaje se tomarán en cuenta para la evaluación de docentes? ¿Incluirán evaluaciones auténticas como proyectos individuales y grupales y comunicaciones a través de varios medios dirigidas a diferentes audiencias?

¿Cómo se capacitarán a los docentes y líderes educativos para analizar los resultados de las pruebas y usarlas para impactar y mejorar el aprendizaje de sus alumnos? ¿Qué apoyos y recursos se les darán para la capacitación de los docentes relacionados directamente con el mejoramiento de los procesos de enseñanza-aprendizaje y la puesta en práctica de procesos mejorados?

¿Cómo se capacitará a los líderes educativos para observar a los docentes en su aula de clases y darles retroalimentación que ayude a mejorar su desempeño en el arte y la ciencia de la docencia? ¿La evaluación tendrá un enfoque en la ayuda y el mejoramiento de las destrezas de los maestros o será más orientado hacia la calificación y ranking de los maestros como base para decisiones sobre cuales docentes merecen bonos y promociones y cuáles no? ¿Servirá para construir la solidaridad entre docentes de la misma escuela o para promover la competencia malsana entre colegas?

Percepción de la Comunidad:

Hay muchísimas preguntas que habrá que contestar sobre cómo involucrar a los padres de familia positivamente en la educación de sus hijos. Surgirán en relación a propuestas diseñadas y puestas en práctica acordes a la realidad de cada plantel educativo.
Preguntas:
¿Todos los planteles usarán la misma encuesta de padres, para poder comparar resultados, o habrá libertad para que cada escuela adopte el formato de encuesta que esté más acorde a su realidad? ¿O todos usarán el mismo formato de encuesta de padres con la opción de añadir hasta diez preguntas que surjan de la búsqueda de la calidad educativa en cada plantel? ¿Cómo se usarán los resultados de la encuesta de padres de familia en un plan de mejoramiento (Ruta de Mejora) elaborado por cada escuela?

¿Por qué solo se escucharán las opiniones de los alumnos a través de los grupos focales y no con encuestas? En los grupos focales muchos alumnos se cohíben para decir lo que realmente piensan por tímidos o porque piensan que pueden haber represalias si expresan percepciones negativas, o porque unos cuantos de sus compañeros monopolizan la palabra. Hay una relación demostrada y consistente entre la calidad de aprendizaje en las aulas de clase y resultados positivos de encuestas de alumnos usando unas pocas preguntas sencillas como:
1. Los estudiantes en mi clase tratan a el/la maestro/a con respeto. (De Acuerdo/En Desacuerdo)
2. Mis compañeros de clase se comportan de la manera que requiere el profesor.
3. Los alumnos en mi clase se mantienen ocupados y no pierden tiempo.
4. En esta clase, aprendemos mucho casi todos los días.
5. En esta clase, aprendemos a corregir nuestros errores.

El INEE ha empezado bien definiendo una estructura básica de un sistema de evaluación de docentes que puede funcionar para elevar tanto el profesionalismo de la carrera magisterial como la calidad de educación para los alumnos. Sin embargo, “el diablo está en los detalles”, y abundan las preguntas por resolver. Me interesaría recibir las preguntas de mis lectores al respecto de estos temas: ejspin@hotmail.com. Seamos “amigos críticos” del INEE.